Retornos decrecientes de la inversion en las humanidades

The Chronicle of Higher Education publico una nota con el sugestivo titulo de Retornos Decrecientes en las Humanidades. La nota explora un problema bien conocido, que afecta especialmente a los universitarios en las humanidades y las ciencias sociales. Al exigir las universidades que los docentes no solo ensenen sino también demuestren su excelencia como investigadores, estos dedican la mayor parte e sus energías a la producción de ensayos, artículos y monografías que en el fondo nadie lee, y cuya contribución a la comprensión de los problemas tratados es, en el mejor de los casos. marginal.
El autor muestra como crecieron en los últimos decenios el numero de obras dedicadas a estudiar tal o tal otro escritor anglosajón. Lo que lleva a preguntarse, quien habría de leer todas estas obras. Se puede sospechar que en muchos casos estos trabajos son redundantes, inspirados por la necesidad de cumplir con los requisitos del escalafón, y no por un necesidad interior o mensaje nuevo.
Todo esto es bien cierto. Pero este tipo de discurso tiene a veces un tinto conservador y nostálgico, que no reconoce la realidad de la sociedad moderna y de sus instituciones de enseñanza superior, que atienden a un público masivo. Si la producción intelectual de muchos de estos profesores es repetitiva y poco original, no deja de ser una forma de mantenerse en buen estado intelectual, y no dejarse estar en demasía. Aun un libro o articulo secundario puede hacer un buen planteo. Si la cantidad no se transmuta en calidad, tampoco es automáticamente lo contrario.