El siglo XXI: ¿nueva edad en la historia de la filosofía en tanto diálogo mundial entre tradiciones filosóficas?

Enrique Dussel publicó en la revista Signos Filosóficos, este artículo, basado en una conferencia pronunciada en ocasión del XXII congreso internacional de filosofía que tuvo lugar en el ano 2008 en Korea.

Resumen: El artículo sostiene las siguientes tesis: 1) Es necesario afirmar que la humanidad ha expresado desde siempre ciertos núcleos problemáticos universales que se observan en todas las culturas. 2) La existencia de las respuestas racionales a esos núcleos se expresan en forma de narraciones míticas. 3) La formulación de discursos categoriales filosóficos es un desarrollo de la racionalidad humana, que no invalida todas las narrativas míticas. Estos discursos se han dado en las grandes culturas urbanas neolíticas (aunque en un nivel muy inicial). 4) La filosofía moderna europea confundió el dominio económico-político de su cultura y la crisis derivada de las otras filosofías regionales, con una eurocéntrica pretensión de universalidad que debe cuestionarse. 5) Hay aspectos formales universales en los que todas las filosofías regionales pueden relacionarse. 6) Todo ello impulsa a entrar en una nueva edad de diálogo interfilosófico, respetuoso de las diferencias y dispuesto a aprender de los descubrimientos útiles de otras tradiciones. 7) Habría que formular un proyecto que, superando la Modernidad eurocéntrica filosófica, intente un pluriverso trans-moderno y mundial, a partir del desarrollo de los recursos propios, de las filosofías periféricas, subalternas y poscoloniales, desechadas por la Modernidad.

Segun Dussel, existen “núcleos problemáticos universales” que suscitan narrativas racionales (es decir, que dan cuenta mediante razones) que generalmente asume originalmente una forma mítica. Dussel también opina que aun en los desarrollos ulteriores de las diferentes culturas, estos elementos míticos primarios no desaparecen totalmente, persistiendo también en las culturas que han desarrollado explicaciones científicas y filosóficas. Mas aun, en las propias culturas que permanecen al nivel de las narrativas míticas también podemos encontrar expresiones de tipo filosófico. Y en general, Dussel trae consideraciones históricas para relativizar la concepción que la filosofía seria algo propiamente occidental. Mas bien la filosofía occidental, cuya cuna es la Grecia clásica, seria una de las formas o estilos de filosofar.

El punto de vista de Dussel se inscribe en la perspectiva multiculturalista. A esta perspectiva se le puede observar que es a partir de la existencia de un tipo de pensamiento tal que podemos reconocer en otros estilos de pensamiento una comunidad con las interrogaciones y la forma de encararlas que llamamos filosofía. La filosofía no es Occidental, en el sentido que seria exclusiva de ciertas culturas, aunque se halla originado en ciertas hibridaciones culturales históricamente datables. Como bien observa Dussel, Europa re-descubrió al menos parte de la herencia filosófica griega por intermedio de la obra de pensadores árabes y judíos de la España Andaluza. Nada predestinaba a Europa a ello, y la herencia filosófica Griega y Helenistica bien podría haberse perdido con la desaparición del Imperio Romano. Pero, desde otro punto de vista, la contingencia de la aparición y desarrollo de la filosofía tal como como la entendemos hoy en día no relativiza los logros adquiridos ni las técnicas letradas desarrolladas. Son ellas las que nos permiten reconocer en otras tradiciones elementos que son comunes, y aun eventualmente, técnicas de análisis y conceptos que podrían ser incorporados a la filosofía, independientemente de su origen.