Una teoria argumentativa de la verdad

Hace poco comentamos la opinión de Hawkings sobre la muerte de la filosofía. Pero en las ultimas semanas una buena polémica sacude las paginas culturales de diarios como el New York Times. Se trata no ya de la desaparicion de la filosofia, sino de la misma racionalidad, o al menos, su reduccion al conflicto. No se trata de una tesis totalmente novedosa, pero un grupo de investigadores franceses la han remozado, y de han dado una nueva legitimidad. Racional no es aquello que nos permite conocer la realidad y adoptar frente a ella una actitud correcta, sino aquello que nos permite ganar argumentos. No ganamos un argumento por esgrimir un razonamiento correcto, sino que nuestro razonamiento es correcto, en la medida en que permite que ganemos argumentos. A esto llaman sus proponentes, una teoría argumentativa de la verdad.

Oh sorpresa, los “argumentativos” son franceses, esta vez revestidos de la armadura de las ciencias cognitivas.  Cuando ya pensabamos que nada podia sorprendernos, el barrio Latino nos da otra sorpresa. Doble sorpresa, porque estos nuevos galos se expresan en ingles, ocupan catedras en universidades norteamericanas, y no en departamentos “tiernos “como las humanidades o los estudios culturales sino en los departamentos mas bien rudos donde se ejerce la psicologia cognitiva,  y otras duras ciencias.

La piedra del escándalo es la próxima publicación de un articulo de  Dan Sperber (del Instituto Jean Nicod en Paris) y Hugo Mercier, un joven post-doctorante de la Universidad de Pensylvania. El articulo lleva el titulo: ” Why do humans reason? Arguments for an argumentative theory”. El articulo se puede leer completo en el siguiente sitio:

Mercier, H., Sperber, D. (2011) “Why do humans reason? Arguments for an argumentative theory” Behavioral and Brain Sciences.

Esta es una traduccion libre y no autorizada del sumario de dicho articulo:

Se puede en general ver el razonamiento como un medio para mejorar el conocimiento y tomar mejores decisiones. Sin embargo, mucha evidencias muestran que el razonamiento puede llevar a distorsiones y a la toma de malas decisiones, Esto sugiere que la función del razonamiento debe ser pensada nuevamente. Nuestra hipótesis es que la función del razonamiento es argumentativa. Su función es inventar y evaluar argumentos persuasivos. La razón así concebida es adaptativa dada la dependencia excepcional del ser humano de la comunicación y su vulnerabilidad a la desinformación. Muchas de las evidencias de la psicología del razonamiento y la toma de decisiones puede ser re-interpretada y explicada mejor a la luz de esta hipótesis. Mal rendimiento en razonamientos de nivel habitual puede ser explicados por la falta de un contexto argumentativo. Cuando los mismos problemas son situados en un contexto argumentativo adecuado, los individuos resultan ser argumentadores hábiles. Pero los argumentadores hábiles no buscan la verdad, sino argumento que confirman sus ideas. Esto explica la notoria parcialidad argumentativa. Esta parcialidad es visible no solo cuando la gente esta discutiendo sino también cuando están razonando activamente desde la perspectiva de tener que defender sus opiniones. Un razonamiento que esta motivado así puede distorsionar evaluaciones y actitudes, y permitir la persistencia de creencias erróneas. Un razonamiento usado en forma pro-activa favorece decisiones fáciles de justificar pero no necesariamente mejores. En todos estos casos, tradicionalmente descriptos como fracasos o defectos, el razonamiento hace lo que se esperaría de un mecanismo argumentativo. Buscar argumentos que favorecen una cierta conclusión, y, permaneciendo el resto constante, favorecer conclusiones para las cuales se pueden encontrar argumentos.

El articulo de New York Times que difundió las teorias de Mercier y sus camaradas puede leerse aquí (en ingles y puede requerir subscripción).

Anuncios