Correspondencia entre Foucault y Binswanger – Foucault a Binswanger

París, 21 de mayo 1954

Estimado Señor,

No sé cómo agradecer la atención otorgada a mi texto. Si me sentía tan

Inquieto aguardando el juicio que usted habria expresado, no es es, sin duda, a causa de un “complejo de culpa”, sino por la importancia decisiva que le atribuyo a su dictamen. Dado que todo lo que es casi válido en las páginas que he escrito, se lo debo a su influencia, comprendera bien que mi impaciencia “joven”, que ruego sepa excusar, no era sino una forma de mi respeto y mi admiración.

Todas sus las observaciones me parecieron infinitamente preciosas, y ciertamente lo tendré en cuenta para corregir mi texto. En particular, lo qué me dice acerca de la “facticidad” es estrictamente correcto. A partir de Sartre hemos sido propensos en Francia, a hacer de la facticidad la raiz de todos los existenciales. Reconozco que esta no es esta la perspectiva de la Daseinsanalyse, y que esto sería incompatible con su concepción del amor. Por lo tanto, corregiré esta frase en mi texto. Yo sería muy feliz si, un día, cuando tenga nuevamente el gran honor de encontrarlo,, me autorice a hacer algunas preguntas sobre este tema de la facticidad, la trascendencia y el amor.

¿Puedo renovar a usted, una vez más, toda mi gratitud por lo que su forma de pensar y me hizo ruego que transmita a la Sra. Binswanger mis respetos? Por favor, querido Señor, acepte la expresión de mi gratitud.

M. Foucault

http://priory.com/ital/lettera4.htm