Dorsal – revista de estudios foucaultianos

 

cover_issue_20_es_es

DORSAL ISSN 0719-7519 es una Revista digital publicada por CENALTES Ediciones con acceso abierto a su contenido, de periodicidad semestral y editada por la Red Iberoamericana Foucault. En ella se publican artículos de investigación procedentes de distintas disciplinas científicas que utilicen las herramientas teóricas de Michel Foucault o que se centren en el estudio de diversos aspectos de su investigación o de las proyecciones de este trabajo tanto en las humanidades como en las ciencias sociales.

Para leer el Nº 1, usar el link: http://www.revistas.cenaltes.cl/index.php/dorsal/index

TABLA DE CONTENIDOS:

Correspondencia entre Foucault y Binswanger – Foucault a Binswanger

París, 21 de mayo 1954

Estimado Señor,

No sé cómo agradecer la atención otorgada a mi texto. Si me sentía tan

Inquieto aguardando el juicio que usted habria expresado, no es es, sin duda, a causa de un “complejo de culpa”, sino por la importancia decisiva que le atribuyo a su dictamen. Dado que todo lo que es casi válido en las páginas que he escrito, se lo debo a su influencia, comprendera bien que mi impaciencia “joven”, que ruego sepa excusar, no era sino una forma de mi respeto y mi admiración.

Todas sus las observaciones me parecieron infinitamente preciosas, y ciertamente lo tendré en cuenta para corregir mi texto. En particular, lo qué me dice acerca de la “facticidad” es estrictamente correcto. A partir de Sartre hemos sido propensos en Francia, a hacer de la facticidad la raiz de todos los existenciales. Reconozco que esta no es esta la perspectiva de la Daseinsanalyse, y que esto sería incompatible con su concepción del amor. Por lo tanto, corregiré esta frase en mi texto. Yo sería muy feliz si, un día, cuando tenga nuevamente el gran honor de encontrarlo,, me autorice a hacer algunas preguntas sobre este tema de la facticidad, la trascendencia y el amor.

¿Puedo renovar a usted, una vez más, toda mi gratitud por lo que su forma de pensar y me hizo ruego que transmita a la Sra. Binswanger mis respetos? Por favor, querido Señor, acepte la expresión de mi gratitud.

M. Foucault

http://priory.com/ital/lettera4.htm

Correspondencia entre Foucault y Binswanger – Binswanger a Foucault

10 de Mayo de 1954

Mi querido señor Foucault,

Hoy he recibido una carta de la Sra. Verdeaux del 8 de Mayo que se cruzó con mi carta dirigida a Usted. El manuscrito no ha llegado aún. Por favor, vuelva a  disculparme por haberle hecho esperar tanto tiempo mi respuesta. En mi defensa sólo puedo decir que, en primer lugar, que he estado muy ocupado, y  en segundo lugar, que nunca pensé que podría sufrir de un complejo de culpa. Evidentemente, ambos no me conocen aún; los errores tipográficos no me han perturbado en absoluto —soy un poco más elastico de lo que piensan— y yo estaba convencido de que podrían estar seguros de mi aprobación y que debian tener la sensación de haberme hecho, con su ensayo, un gran honor científico!

Como ya le he escrito, opino que usted ha hecho un excelente trabajo y sobre todo, sobre la cuestión principal, es decir, respecto al movimiento de la imaginación, su relación con la imagen, etc. Un merito ulterior es aquel de haber desarrollado la imaginación de una manera que se aplica tanto a la imaginación diurna y al sueño. Otro gran mérito es su bibliografía sobre el sueño y la imaginación. Usted ha ampliado mi bibliografía, así como yo he ampliado la de Freud. Pero mientras que Freud era rehacio, yo estoy contento con el progreso, me siento sólo un eslabón de la cadena de “movimiento espiritual” que es querido por todos nosotros.

Antes de entrar en detalles, me gustaría añadir que yo no quiero de ninguna manera influenciar su razonamiento, que usted debe sentirse absolutamente libre en su confrontación conmigo. Se ha ganado mi plena confianza dadas sus habilidades y conocimientos extraordinarios en este ámbito, en el que trabaja desde hace mucho tiempo.

Los signos + indican todas partes aprobación siempre lleno. Subrayados también puede ponerlos a cuanta de +. En cuanto a algunos signos de interrogación voy a explicarme más adelante.

1. Me pregunto si no sería mejor para el lector, si usted mencionara inmediatamente al comienzo lo que escribe en la página 47 (III)[1]. Con respecto a mi ensayo, en general, me gustaría volver a observar que mi intención principal consiste en demostrar la solidez de la estructura trascendental de la totalidad de nuestra existencia (corporal-psíquica-espiritual) a través del ejemplo del eje vertical, y lo que indica que esta no existe ningun causalidad y ninguna contradicción entre el cuerpo, el alma y el espíritu, sino una “ley” a priori. En este caso, yo estaba particularmente interesado en mostrar que esta ley, o mejor dicho, esta forma a priori de toda nuestra entera existencia se encuentra tanto en

la sensación cotidiana (de la desilución),  en la alegoría, y en el sueño. Esto podría ponerse a continuación, como conclusion, su teoría de la imaginación (que comparto plenamente). Pero esto es sólo una sugerencia, no una petición.

2. El único punto en el que estoy en desacuerdo se encuentra en la página 2[2], y exactamente donde usted dice que el ser humano es el contenido real y efectivo de lo que la ontología llama facticidad. De hecho, estoy totalmente de acuerdo con Hans Kunz cuando dice que todos los existenciales del ser-en-el mundo también podría ser considerado tambien caracterizaciones del ser humano, también lo que Heidegger denomina existencia, la decadencia, la decisión, y así sucesivamente. En mi informe de Badenweil sobre “Analítica Existencial ​(Daseinsanalytik) y Psiquiatría” he sostenido, en la sección final dedicada a la estructura de la psiquiatría, que la facticidad, para la ciencia de la psiquiatría como para cualquier ciencia humana (pero no para el ser humano) es de importancia fundamental. Y justamente dado que la ciencia transforma el porqué del sentido de la confianza de la facticidad del Dasein individual en su “ser-en-vida” como un ser intramundano. Lamentablemente no tengo ninguna separata. El punto se encuentra en la página 22 9b “Nervenarzt”. 1º de enero de 1951, en caso que Ud. pueda procurarse el numero en cuestión. Usted mismo se expresa con cautela y de forma provisional. De hecho, es una cuestión muy importante respecto de la relación entre ontología, antropología y el discurso científico.

3. Sus argumentos sobre el sueño y la muerte son de gran importancia. He leído las páginas en cuestión en tres ocasiones, pero tengo la impresión de que ha extendido —un poco precipitadamente— sus consideraciones sobre los sueños de muerte al sueño en general. Un día usted podría lamentar la frase: en cualquier caso, la muerte es el sentido absoluto del sueño. Me parece que esta formulación demasiado exagerda.

4. Lo mismo ocurre con lo que escribe acerca de los sueños y el suicidio. También en este caso se ha tocado por primera vez un problema muy importante y resuelto de una manera excelente, pero tal vez redactada en forma demasiado exagerada.

5. Lo que dice de los dos sueños “cambios …” (pág. 50 y siguientes) es excelente. He leído estas páginas también al Prof. Szilasi, que tambien lo felicita. No se puede expresar un sueño más claramente de lo que han hecho aquí. Esto es en particular la relación entre la libertad o “yo” y el mundo. Incluso los comentarios anteriores con respecto a la subjetividad delegada son convincentes. Por todo ello, lo felicito especialmente.

6. De gran importancia son, naturalmente, sus consideraciones sobre el sueño sonno) y el sueño (sogno). Aquí está de hecho en una posición digna de nota de desacuerdo con Freud y en una posición determinada de acuerdo con Häberlin. No sé si conoce el ensayo Häberlin en mi escrito conmemorativo “Sobre la teoría de los sueños” (Scweiz. Archiv f. Neur. U. Psych. 67.1, p. 19-46). En caso de que no consiga procurarse una copia, le pediré al Prof. Häberlin enviarle una.

7. Usted describe, como he dicho, de un modo extraordinario la relación entre la imaginación y la imagen, sólo que me parece que la definición de la imagen como un truco de la imaginación un poco cursi. Entiendo muy bien lo que quieres decir, pero creo que en nuestro campo relativamente nuevo sería prudente no provocar a las objeciones de los opositores y de los profanos. En lugar de eso puedo decir que, en mi opinión, es el primero en describir correctamente la esencia de la alucinación. Me atrevo a decir que su concepción de la alucinación es precisamente la piedra de toque de toda su teoría de la imaginación y la imagen.

8. Su referencia a Husserl ha resultado muy fructífera, yo diría casi necesaria. Sin las “Investigaciones Lógicas” de Husserl no se puede entrar en la tierra santa del Analisis Existencial (Daseinsanalyse). En esta ocasión me gustaría

observar que Usted no explica que entiende por existencia. Definitivamente no es lo que quería decir Heidegger y, ciertamente, no lo que significa en mi trabajo sobre los sueños, pero tal vez, como lo he definido al comienzo de esta carta, como la totalidad de la existencia, sobre todo donde Usted define el sueño como el componente mas individual de la existencia individual.

9. Su ensayo es un evento bio-histórico para mi, porque he vivido en una época en el cual el el sueño ha luchado mucho para ganarse el derecho a una investigación cientifica, mientras que ahora casi triunfa, y en su lugar es la existencia en el estado de vigilia el que parece haber salido perdiendo.

Aunque en este sentido me gustaría poner una pequeña señal de peligro. Por mi parte yo exageré un poco cuando dije que en el sueño somos función vital, y en el estado de vigilia hacemos historia de vida. En ambos somos y hacemos las dos cosas. Yo recomendaría, sin embargo, para separar el destino, de lo cual se trata en el sueño, de la historia de la vida, que en la vigilia sufrimos, luchamos y damos forma. En mi opinión, el sentido de la investigación antropológica es, como dice Szilasi, ver y analizar al hombre en la koinonia [comunión] de sus posibilidades de ser y no, como es el caso, por ejemplo, en el libro sobre el sueño de Boss[3], extrapolar un modo de ser de la koinonía junto con los demas. Por supuesto, este no es su caso, pero podría tener más en cuenta la existencia en el sentido de Heidegger, aunque no esto no forma parte inmediatamente a su tema.

Mi querido señor Foucault, esto es más o menos lo que pude ver en el tiempo a mi disposición. Verbalmente, por supuesto, habría sido más fácil. Con su prólogo tan profundo, usted prácticamente me obligó a decir lo que pienso. Si las consideraciones críticas han ocupado un espacio mayoritaria, es sólo a causa de mi profunda admiración por su trabajo en su conjunto. En este sentido, me recuerdo que tengo que felicitarlo sinceramente por sus argumentos acerca de lo trágico, épico y lírico. Tal vez también puede ser útil que en mi libro sobre Ibsen  dije acerca de la proporcionalidad de la antropología. En el constructor de caminos que X es nombrado en lugar del arquitecto Solness está plenamente representada la parte épica del Dasein. El constructor de caminos X consigue todo lo que quiere, al igual que la épica, mientras que el hombre unido a la dimensión vertical con un espesor épico muy delgado permanece suspendido entre el éxito y el fracaso, y  en el fracaso se precipita a la muerte. Esto sólo entre paréntesis.

Los saludo a Ustedes, a la señora y el señor Verdeaux, de todo corazón y agradezco a todos ustedes una vez más, con la alegría y la emoción de todo vuestro duro trabajo.

Suyo,

Ludwig Binswanger

http://priory.com/ital/lettera3.htm


[1]                La numeración corresponde probablemente al manuscrito de Foucault. El numeral romano III podria indicar una referencia a la tercera sección de la “Introducción”. Alli escribe Foucault: “Poniendo a la luz del dia una plastica tan fundamental del sueño y de la expresión, Binswanger renueva con una tradición. Una tradión dejada en la sombra por esa sicologia del siglo xix que Freud no ha logrado jamas superar” (Dits et Ecrits, II, p. 108 mi traducción)

[2]                “Digamos, en forma provisoria, y reservandonos el derecho a toda revisión eventual, que el ser hombre (Menschsein)  no es, despues de todo, sino el contenido efectivo y concreto de lo que la ontologia analiza como la estructura trascendental del Dasein, de la presencia en el mundo” ( Dits et Ecrits, II, p. 94 mi traducción). Obviamente para Foucault se trata de un tema importante, ya que a pesar de la objeción de Binswanger  no modifica su posición

[3]                Medard  Boss, Der Traum und Seine Auslegung. Bern: H. Huber, 1953. Boss (1903-1990) fue un psiquiatra y psicoanalista Suizo que al igual de Binswanger se interesó por la filosofia de Heidegger, y desarrollo una psicoterapia existencial.

Correspondencia entre Foucault y Binswanger – Binswanger a Foucault

6 de mayo de 1954

Estimado señor Foucault,

Tengo que pedirte perdón por no haber agradecido hasta ahora su amabilisima carta del 27 de abril. Solo ahora he cabo de leer tu trabajo y me gustaría decirte de inmediato, antes de entrar en ldetalles, que me hizo una excelente impresión y que nos impactó, a mi y al Dr. Kuhn, muy favorablemente. Dado que sólo podré entrar en ldetalles la próxima semana, me permití dictar telefonicamente estas líneas a mi secretaria, por lo que lamentablemente no les puedo firmar yo mismo, porque estaré ausentes de la clínica durante 2 días en nuestra finca. Antes he estado 14 días en Brissago con el Prof. Szilasi, donde me enviaron su obra. Ahi lei una parte, y tambien lo ha hecho el Sr. Szilasi.

Dado que debo escribir aun una introduccion mas extensa al segundo tomo de mis Obras Escogidas y Conferencias, la lectura de su obra ha tenido que ser postergada por un tiempo, Pero me gustaría darle las gracias sinceramente de todo corazón por haber tomado tan ha pecho de completar y fundar mi trabajo.

Saludos saludos tambien paera el Sr.y a la Sra. Verdeaux, y con la esperanza de volver a verlo lo antes posible, mi querido señor Foucault

 

Suyo,

Ludwig Binswanger

http://priory.com/ital/lettera2.htm

 

Correspondencia entre Foucault y Binswanger – Foucault a Binswanger

[Foucault a Binswanger]

Paris 27 de abril de 1954

Estimado Señor,

Me tomo la libertad de enviarle en este mismo envío el texto que servirá como  introducción a la traducción francesa de “Traum und Existenz”. Yo no quiero que aparezca sin haberlo sometido[a su consideración] y le estaría infinitamente agradecido si usted me diera su opinión y todas las correcciones que estime oportunas. Estas páginas tienen sentido para mí solo estando seguro de no alejarme demasiado de su texto. Y dado que su pensamiento no hay dejado de guiarme, mi mayor placer seria que que usted sea capaz de reconocerse en estas pocas páginas. No me pareció posible ni deseable hacer una introducción a los fundamentos teóricos y generales del analisis existencial [Daseinsanalyse]. Cuento con hacerlo en un  estudio mas amplio de la antropología y de la ontología. Por el momento sólo tengo dos preocupaciones: mostrar la importancia significativa del sueño para el análisis existencial, y mostrar cómo su concepción del sueño implica una renovación completa del análisis de la imaginación. Mostrando el grado en que “Traum und Existenz” refuta la teoría de los sueños y la teoría de la imaginación y haciendo hincapié en las implicaciones antropológicas de su análisis, espero haber puesto su pensamiento al alcance de los lectores franceses, tan apegados a las cosas antiguas, sin haber sin embargo, disminuido su importancia. Es en este espíritu que me he permitido esbozar una antropología de la imaginación que parecía implícito en el texto.

Pero todo esto – como mis planes para el futuro – depende del juicio que usted va a emitir. (Tengo un gran deseo de abocarme a un estudio de la expresión en el sentido de que señalo en mi texto, siempre y cuando Ud. considere esta investigación como válida[i]).

Quisiera, para terminar, agradeciendo en primer lugar la amable acogida que me han acordado en Kreuzlingen y que no puedo olvidar, y agradecerle   especialmente todo lo que su pensamiento me ha aportado, el gran placer intelectual que me han proporcionado sus escritos. Es mi esperanza que ecuentre en las paginas que le envio, el signo de este gozo y el testimonio de mi reconocimiento.

Le agradeceré, estimado Señor, hacer llegar a la señora Binswanger mis respetos, y aceptar la expresión de mi más sincera gratitud.

Michel Foucault

http://priory.com/ital/lettera1.htm

 

[i]           Foucault concluye la “Introducción” con la mención siguiente: “Todo esto concierne a una antropologia de la expresión, mas fundamental a nuestro entender que la antropologia de la imaginación; no es nuestro objetivo esbozar este en este momento. Nosotros hemos querido simplemente mostrar el aporte del texto de Binswanger…para el estudio antropologico de lo imaginario. Lo que él ha mostrado para el sueño, es el momento fundamental en el cual el movimiento de la existencia encuentra el punto decisivo de reparto en el cual las imágen se aliena en  una subjetividad patólogica y la expresión donde ella se realiza en una historia objetiva. La imaginación el ambiente, el ‘elemento’ de esta elección”. Dits et Ecrits, 2nda edición, II, p. 147 traducción propia)

Correspondencia entre Foucault y Binswanger – Introducción

Introdución: El Archivo Binswanger

Chantal Marazia

 En 1986, gracias al esfuerzo de Eberhard Theis, entonces presidente de la Universidad de Tübingen (Alemania), fue posible transferir todo el legado de Ludwig Binswanger y todo el material clínico y administrativo de la clínica privada “Bellevue” en Kreuzlingen (Suiza) al Tübinger Universitätsarchiv. Mientras que la finca fue comprada por la universidad, los registros médicos por razones legales, no son propiedad de la universidad, pero se entregaron como deposito. El Archivo Binswanger, que se conserva en el archivo de la Universidad, consiste en tres fondos documentales independientes:

– 441 (Sanatorio “Bellevue” expedientes médicos)

– 442 (Sanatorio “Bellevue”: Documentos Administrativos)

– 443 (Legado Ludwig Binswanger).

Estas fuentes son un patrimonio científico único: las historias clínicas (aprox. 10.000) estan, de hecho, perfectamente conservadas sin ninguna interrupción. Los documentos administrativos están intactos. Además, el legado de Ludwig Binswanger contiene, entre otras cosas, toda la correspondencia psiquiatrica profesional y la privada.

En el año 2000, el Archivo de la Universidad puso en marcha, en colaboración con el Instituto de Historia y Etica de la Medicina, el proyecto denominado Facilitación del acceso y  evaluación científica de las historias clínicas del sanatorio Bellevue, con el apoyo financiero de la Deutsche Forschungsgemeinschaft. Se trata de facilitar el acceso y el uso cientifico de estos documentos, el uso de la memoria institucional y la promoción de nuevas vías de investigación. Este proyecto, no sólo tiende a inventoriar y reordenar, sino también a explotar el potencial de estos fondos de archivos excepcionales, que comienzan con la fundación de la clínica en 1857 por  Ludwig Binswanger Sr. (el abuelo de Binswanger) y finalizan en 1950. Los registros médicos mas recientes no están incluidos en el proyecto por motivos de secreto profesional y  protección de la privacidad de los pacientes. No sólo los expedientes médicos, sino también el material administrativo y algunas partes de la herencia de Ludwig Binswanger contienen información de naturaleza personal, la cual, de acuerdo con las normas vigentes, son accesibles sólo con previa autorización. El mero hecho de que un expediente médico se encuentra en el Archivo de Binswanger es, en algunos casos, la información a proteger. Sin embargo, ahora se sabe que la paciente de Breuer, Anna O. (Bertha Pappenheim), y varios de los pacientes de Freud, el historiador del arte Aby Warburg, el bailarín y coreógrafo Nijinsky Waslaw, el pintor Ernst Kirchner, el poeta y arquitecto Rudolf Alexander Schröder y el fundador de la Bauhaus, Henry van de Velde, fueron clientes de Bellevue.

El proyecto, dirigido por el Prof. Albrecht Hirschmüller, está trabajando actualmente en la fase de transición (1909-1911) de la dirección de la clínica de Robert a Ludwig Binswanger. Las primeras evaluaciones de la consistencia de la colección de archivos del Bellevue son principalmente el resultado de un análisis cuantitativo de los registros de entrada y salida y del sondeo de expedientes individuales (véanse las actas del congreso Psychiatrie en Binswanger Klinik “Bellevue” Diagnostik -. Therapie – gasto Arzt-Patient-Beziehung.Tübingen, 4.-5. Oktober 2002). registros de gastos y de farmacia (442). Los millares de registros médicos aun no examinados (441) y por último la correspondencia (443), siguen siendo una mina casi inexplorada

La “correspondencia Binswanger-Foucault” (443/57) presentada aquí por primera vez en la traducción forma parte del grupo de papeles clasificados como “Correspondencia con amigos y colegas”. Hay tambien referencias a Foucault en la correspondencia con la Sra. Verdaux, traductora de Binswanger al frances.

Chantal Marazia

http://priory.com/ital/chantal2004.htm