Congreso Hegel – WoMen Hegelian Congress 2018 Roma

El vuelo de la lechuza. El legado de Hegel con una voz diferente

World WoMen Hegelian Congress 2018 Roma, 26-28 de septiembre de 2018

 

En el siglo XX la filosofía de Hegel ha sido objeto de interpretaciones divergentes, lo cual a menudo ha comportado orientaciones discordes. Desde el punto de vista ideológico, Hegel ha sido considerado, por un lado, un guía del marxismo y de la emancipación y, por otro, un teórico de la cultura burguesa liberal y, por lo tanto, un defensor de la conservación. Desde el punto de vista teórico, se ha entendido tanto como un símbolo de un sistema cerrado, precursor de la degeneración que el siglo XX desplegaría, como mensajero hacia apertura y promesas. La desconstrucción del sujeto y del género, las filosofías de la diferencia y el protagonismo del pensamiento femenino y feminista, especialmente en la segunda mitad del siglo pasado, han privilegiado perspectivas originales en la reflexión sobre Hegel, a menudo abordando temas considerados marginales, o completamente ignorados. La imagen hegeliana de la lechuza, símbolo de Minerva, hace que la filosofía se convierta en el atributo de una mujer que reclama para sí misma el logos y que sólo aparece al final de un mundo histórico. Si Hegel nos advierte, por tanto, de que debemos interpretar nuestro tiempo situándonos en ese margen en el que el presente se supera a sí mismo, el encuentro de investigación que proponemos pretende capturar precisamente ese desafío, con la esperanza de que el legado hegeliano pueda seguir hablando en otras lenguas y en otras culturas filosóficas, que consideren que las mujeres constituyen una vanguardia que hay que interrogar. Secciones: Entre naturaleza y espíritu: ¿qué antropología? La noche de la razón: inconsciente, locura y sueño en la filosofía hegeliana. Mujeres con y contra Hegel. Figuras femeninas en la filosofía hegeliana. El siglo veinte y Hegel: ¿subversión o conciliación? Caminos interculturales: con y más allá de Hegel.

 

Deben enviarse los Abstracts a: wowohe2018@gmail.com

Deadline: 15th April 2018 Results: 30th May 2018

Languages admitted: English, Italian, German, French, Spanish Length of the abstract: max. 2.000 characters Short bio required (max 1.000 characters)

Buena suerte a los interesados.

 

Anuncios

REVISTA ELETRÔNICA ESTUDOS HEGELIANOS

REVISTA ELETRÔNICA ESTUDOS HEGELIANOSes una publicacion en linea en portuges y castellano que trata aspecto diversos del pensamiento de Hegel publicada por investigadores relacionados con la Universidade Federal de Pernambuco – UFPE. Publica dos números por año, en los meses de Julio y Diciembre.

Los interesados en contribuir artículos deben consultar las instrucciones para autores.

.

El espiritu de la epoca: Hegel y el destino del pensamiento

La revista Cosmos and History: The Journal of Natural and Social Philosophy dedica un numero especial a la filosofía de Hegel. Accesible en linea en forma gratuita, este numero explora la filosofía de Hegel y la posibilidad de un reencuentro contemporáneo con su pensamiento. Entre otros artículos, los editores incluyeron un articulo de H. S. Harris, distinguido investigador de la filosofía de Hegel que pregunta sugestivamente si Hegel seria hoy hegeliano.

Ideas y Valores: Revista Colombiana de Filosofia

El Numero 133 (Abril 2007) de esta revista trae una serie de articulos sobre la filosofía de Hegel, todos ellos accesibles en linea en formato pdf. Curiosamente la reseñas bibliográficas no son accesibles en linea.

Artículos:

  • Luis Mariano De La Maza, Tiempo e historia en la Fenomenología del espíritu de Hegel
  • Jorge Aurelio Díaz, Hegel y la ‘superación’ de la religión
  • Miguel Giusti, Autonomía y reconocimiento
  • Crescenciano Grave, El conflicto trágico en la Estética de Hegel
  • Ezra Heymann, La crítica de la visión moral del mundo
  • Carlos Rendón, La lucha por el reconocimiento en Hegel como prefiguración de la eticidad absoluta
  • José Luis Villacañas, Otro final para Wallenstein

Lecturas Ejemplares

  • Immanuel Kant: La declaración pública de Kant contra Fichte
    (Fernando Moledo)
  • G.W.F. Hegel: ¿Quién piensa abstractamente?(María del Rosario Acosta y Gustavo Macedo)

Para acceder a la revista usar el vinculo: http://www.ideasyvalores.unal.edu.co/ultimo.htm

ACERCA DE LA NUEVA TRADUCCIÓN DE LA FENOMENOLOGÍA DEL ESPÍRITU, DE MANUEL JIMÉNEZ REDONDO

Gabriel Pons nos envia el siguiente comentario sobre la nueva traducción al castellano de la Fenomenologia del Espíritu de Hegel.Sobre esta traducción ya habíamos publicado anteriormente un comentario (ver)

La Fenomenología del Espíritu al fin ha sido traducida de nuevo tras la oscuridad o el apagón del entender que fue la traducción de W Roces.

El traductor no se ha contentado con una mera traslación fiel del alemán al castellano, cosa imposible, sino que ha pasado a limpio lo que el original alemán dice. Por pasar a limpio entiendo el desambiguar el original, buscar los antecedentes de los relativos y pronombres, dejar ver las imprecisiones, la rapidez, lo impactante de la escritura de Hegel sin traicionarla, dejar en tópico eso de que toda traducción es una traición al original, ofrecernos todas las posibilidades de sentido que las frases hegelianas encierran, no disolver el texto en el resto de la obra de Hegel, no plancharlo o aplanarlo con las precisiones del sistema posterior o los escritos previos, como hace Hyppolite.

Eso le ha llevado a establecer todo el plexo de remisiones y anticipaciones del texto, a tener que ofrecer entre corchetes otras posibles traducciones, otros posibles modos de lectura, las varias formas en las que la frase puede ser traducida. La constelación de significados que hay en cada una de ellas. No de otra forma puede ser traducida la Fenomenología del Espíritu de Hegel.

Hegel escribe en alemán, y es suabo, es decir, gusta de impactar, de decir lo que Wittgenstein diría que no se puede decir y que Hegel dice. Y lo dice con toda la radicalidad a la que pueda llevar el decir. Pero Hegel no sólo dice sino que también muestra las diversas figuras del hacer.

La traducción va precedida por un Prólogo lleno de claves de lectura que se desgranan en las Notas. En el prólogo el traductor explica no sólo el proceso de redacción del texto de Hegel, sino sobre todo la base o la razón de la que brota todo su desarrollo, es decir, el Platón crítico del Parménides, El sofista, El Filebo y el Teeteto así como el idealismo aristotélico, los conceptos de energeia, de noesis noéseos.

Si el lector toma en serio estas claves, si pasa a la experiencia de la lectura tomando en serio el delicado y riguroso discurrir de Platón, Aristóteles y la filosofía griega, seguro que seguirá los complicados pero claros razonamientos de Hegel con el placer del entender lo que de otra manera es un simple borrón (son muy divertidas las traducciones inglesas de Platón, nunca saben qué hacer o cómo traducir que el “no-ser es”). Claridad pues sobre claridad. Claridad por partida doble: por la traducción en sí, y por la base y claves de lo traducido.

Pero aparte de esas claves griegas, Jiménez Redondo va mucho más allá, dando otro conjunto de claves al establecer la relación entre la filosofía moderna (desde Descartes, Leibnitz, Spinoza, Kant, Fichte y Schelling) con el pensamiento griego. El lector encontrará una interpretación de Kant en la que la Analítica trascendental se vincula con su complemento devastador y trágico en la Dialética: el no-ser del Yo pienso y la caída del argumento ontológico que sostiene a Dios. Sin Yo ni Dios, el Mundo cobra la forma de un desierto de sentido, y escudriñando ese radical desierto de la existencia moderna es como el Yo, sabiéndose como lo absolutamente otro que él mismo es el Absoluto.

Y en lo que se refiere a claves, la cuestión no termina ahí, porque Jiménez Redondo no es ajeno a la tradición de filosofía analítica desde Russell a Davidson. Es la primera vez que se corrige, desde un Hegel bien entendido, una filosofía que gira en torno al lenguaje y la lógica. Hasta ahora no se había roto ese no entenderse los unos (analíticos) con los otros (dialécticos), los claros con los oscuros, pero, ¿y si fuera al revés, porque ni unos ni otros eran lo que decían ser?

Ese desierto de sentido en que se convierte para sí misma la conciencia moderna, es recorrido en la Fenomenología del Espíritu desde la escalera ofrecida al sentido común hasta la religión por la que el mundo se ha entendido a sí mismo en sus más variadas formas, desde la conciencia desgraciada a Lutero.

Y para todo ese recorrido, esta traducción cuenta con un prolijo aparato de Notas en las que podemos encontrar la actualidad de Hegel, su abrumadora presencia en el entender para entendernos en lo que somos y donde estamos. El lector acostumbrado a los disparates postmodernos o hipermodernos, se encontrará con Beckett, con Juan Ramón Jiménez, con Habermas, con la cábala judía, con Heidegger y como no podía ser de otro modo con alguna riña a los disparates del propio Hegel sobre todo en cuestiones de ciencia. Entonces, tal vez, repare en que la mirada hegeliana, desde lejos nos sigue mirando, nos está viendo, nos escudriña ¿con sonrisa irónica o aburrido?

Si la Fenomenología del Espíritu es todo Hegel y el libro de los viajes que ha viajado la humanidad, ¿lo hemos hecho nosotros? Jiménez Redondo nos ha ofrecido el mapa o el plano, la cartografía. ¿Contamos con fuerzas, con el impulso al viaje del pensamiento y el concepto que, queramos o no, nos acompaña siempre y que las más de las veces nos tapa y nubla la vista porque no es el pensamiento y concepto que aspira a ser?

Gabriel Pons, doctor en filosofía, profesor IES San Jordi.
quintanaroo25@yahoo.com.mx

Acerca de una nueva traduccion al castellano de la Fenomenologia de Hegel

Sobre la traducción de Manuel Jiménez Redondo de la Fenomenología del Espíritu de G. W. F. Hegel, ed. Pre-textos, 2006, Valencia, España ( http://www.pre-textos.com), 1176 pp.

Hay que elogiar esta nueva traducción de la Fenomenología del Espíritu. A Evodio Escalante le molesta esta traducción, entre otras cosas, por abundar en corchetes, paréntesis, propuesta de alternativas de lectura, etc., que caracteriza como “puntillosa versión parafrástica y desglosada ” (La Jornada Semanal, 29 de abril de 2007 Num: 634: http://www.jornada.unam.mx/2007/04/29/sem-evodio.html ).

Lo que le parece a Escalante condenable, me parece precisamente elogiable. En efecto, es una traducción tal como la describe. Es cierto que sería dificultoso leer así un libro, lleno de corchetes y de propuestas alternativas de traducción, si se tratara de una novela o un libro filosófico introductorio, o incluso una obra, por ejemplo de Kant.

Pero Hegel tiene un estilo nada condescendiente con el lector. A Hegel no le parece adecuado nombrar demasiado a autores a quienes critica o a quienes simplemente hace referencia. Él hace referencia a sus ideas y poco le importa quién fue el filósofo que las expuso, si fué un judío excomulgado como Spinoza, un sedentario como Kant, un trotamundos como Demócrito o un sabio como Epicuro en su jardín. Casi no nombra a portadores de ideas, sino solo sus ideas, engarzadas unas con las otras en una marcha disciplinada tal como aparecen en su mente ansiosa de rigor filosófico.

Su rigor es además lacónico. Y para colmo, nuestro medio cultural carece de la preparación del lector al que Hegel dirige su obra. No es fácil salvar las distancias culturales e históricas.

Redondo propone entonces una novedosa estrategia. Llenar al libro de comentarios en la marcha, y sí, corchetes, paréntesis, paráfrasis, alterntivas de traducción. Incluso invita al lector a corregir según su entendimiento, no la obra, sino su comprensión.

Nada molesto hay en todo esto tratándose de una obra que requiere, si no es ya ella misma la propuesta, un curso de lectura lenta. Si de todos modos se lee lentamente, los corchetes solo ayudan a pensar y, como Hegel querría, repensar lo pensado para descubrir nuevos niveles de comprensión. Más aún, a un lector sin tiempo o sin paciencia, lo invita a detener su corrida. tomar aliento y a leer con atención.

Ademas, es elogiable que incluya directamente los términos alemanes para facilitar al lector saber a qué atenerse en cada caso. Si el lector no sabe alemán, aprenderá al menos términos en la marcha, y si domina el idioma, aunque no tanto ya que se ve necesitado de una traducción, mejorará su comprensión.

Luego de la clásica traducción de Wenceslao Roces (Mexico, Fondo de Cultura), esta nueva traducción es una invitación a una relectura de Hegel, llena de sorpresas y sobre todo, de invitación al pensamiento.

Si la filosofía no tiene otra meta que ser filosofía, ¿Qué apuro hay? ¿Porqué no leer leyendo alternativas de lectura, tal como Redondo nos propone? Redondo ha hecho una traducción “abierta”, sin respeto por sus propias propuestas. El único respeto, la única autoridad que reconoce, es el texto original de Hegel, al cual viene a servir con todos los manjares y platos alternativos que la culinaria idiomática española puede ofrecer.

Oded Balaban
Departamento de Filosofía
Universidad de Haifa, Israel
http://philo.haifa.ac.il/faculty_pages/balaban.htm