Leonard Cohen, You wanted it darker

Leonard Cohen grabó esta canción en su último disco, poco tiempo antes de morir. A continuación el texto ingles seguido de una traducción castellana.

“You Want It Darker”

If you are the dealer, I’m out of the game
If you are the healer, it means I’m broken and lame
If thine is the glory then mine must be the shame
You want it darker
We kill the flameMagnified, sanctified, be thy holy name
Vilified, crucified, in the human frame
A million candles burning for the help that never came
You want it darker

Hineni, hineni
I’m ready, my lord

There’s a lover in the story
But the story’s still the same
There’s a lullaby for suffering
And a paradox to blame
But it’s written in the scriptures
And it’s not some idle claim
You want it darker
We kill the flame

They’re lining up the prisoners
And the guards are taking aim
I struggled with some demons
They were middle class and tame
I didn’t know I had permission to murder and to maim
You want it darker

Hineni, hineni
I’m ready, my lord

Magnified, sanctified, be thy holy name
Vilified, crucified, in the human frame
A million candles burning for the love that never came
You want it darker
We kill the flame

If you are the dealer, let me out of the game
If you are the healer, I’m broken and lame
If thine is the glory, mine must be the shame
You want it darker

Hineni, hineni
Hineni, hineni
I’m ready, my lord

 

“Tu lo quisiste obscuro”

Si tu eres el croupier, yo estoy fuera del juego
Si tu eres el sanador, entonces yo estoy quebrado y tullido
Si tuya es la gloria, lo mío debe ser la vergüenza
Tu lo quieres obscuro
Nosotros apagamos la llama

Magnificado, santificado, sea tu santo nombre
Vilificado, crucificado, en la figura humana
Un millón de velas encendidas por la ayuda que nunca vino
Tu lo quisiste obscuro

Hineni, heme aquí
Estoy pronto, mi señor

Hay un amante en la historia
Pero la historia es siempre la misma
Hay una canción de cuna para el sufrimiento
Y una paradoja para culpar
Pero esta dicho en las escrituras
Y no es una afirmación baladí
Tu lo quieres obscuro
Nosotros apagamos la llama

Están alineando a los prisioneros
Y los guardias están apuntando
Yo luche con algunos demonios
Pero eran burgueses y domesticados
No sabia que tenia permiso para matar y para mutilar
Tu lo quisiste obscuro

Hineni, heme aquí
estoy pronto, mi señor

Magnificado, santificado, sea tu hombre santo
Vilificado, crucificado, en la figura humana
Un millón de velas por el amor que nunca arribo
Tu lo quieres obscuro
Nosotros apagamos la llama

Si tu eres el croupier, dejame fuera del juego
Si tu eres el sanador, yo estoy roto y tullido
Si tuya es la gloria, mía debe ser la vergüenza
Tu lo quieres obscuro

Hineni, heme aqui
Hineni, hineni
estoy pronto mi señor

Hineni, heme aquí
Hineni

Anuncios

Teorias e Instituciones Penales: Publicación de un nuevo texto de Michel Foucault

c9d71a6be7

Michel Foucault, Théories et Institutions Pénales (Cours au Collège de France, 1971-1972), EHSS, Gallimard, Seuil, Paris, 2015

Con la publicación de este volumen se completa la publicación de los cursos que Michel Foucault dictó en el College de France a partir de 1970 y hasta su fallecimiento en 1984. En total trece cursos, cuya publicación no estaba prevista, y que un concurso de circunstancias hicieron posible.

En todo caso, con la publicación de este volumen se completa un ciclo en nuestra conocimiento y recepción de la obra de Foucault. Tenemos hoy, junto con los cursos, con los articulos, conferencias y reportajes publicados bajo el titulo Dits et Ecrits, y algunos otros escritos y conferencias miscelaneos, y las obras publicadas en vida del autor, la totalidad de la obra de Focault, y una documentación abundante sobre la génesis de la misma. Aunque los cursos no ofrecen en general sorpresas, permiten ver en muchos casos el pensamiento en acción, la busqueda de formulas, el desarrollo y posterior abandono de ciertos conceptos y su remplazo por otras, etc.

Los cursos, especialmente los ultimos publicados, estan acompañados por un profuso aparato crítico, que incluye referencias a materiales de los archivos personales de Foucault, que por el momento permanecen cerrados al público general. Por esta via podemos espiar en la biblioteca de un autor que fue en general parco en sus referencias bibliográficas y en facilitar al lector las fuentes, y en especial la bibliografia secundaria de la que se sirvió en la elaboracion de sus libros. Un poco por necesidad, para completar las lagunas de un texto que proviene de audiograbaciones (a la excepción de los ultimos tres volumenes publicados, incluyendo el presente de los cuales no se hallaron o no existieron grabaciones) los editores han tenido que recurrir a estos materiales para completar el panorama a veces lacunario del fondo documental.

Asi los editores no han escatimado esfuerzos para identificar y localizar las fuentes utilizadas por Foucault, las diversas variantes en los textos preparatorios, las fichas bilbiograficas que preparó para los cursos, etc.

Teorias e Instituciones penales no es, como su nombre pareceria sugerirlo, un estudio de las teorias penales y de las instuciones penales a fines de la edad media y comienzos del absolutismo. Si nos remitimos al “Resumen del Curso”, documento que Foucault redactaba inmediatamente luego de terminado el curso, y que se publicaba en el anuario del CdF, se trata de un estudio preliminar a las instituciones penales, o en terminos mas generales, a los controles sociales y sistemas punitivos, de la sociedad Francesa del siglo XIX. A su vez, este proyecto se inscribe en un proyecto mas general, a saber, la ‘formación de ciertos tipos de saber a partir de las matrices juridico-políticos que los originan y sustentan’ (231; traducción propia). Y aclara Foucault —en esta primera presentación de la noción de ‘saber-poder’— que, no hay posibilidad de un saber sin un soporte institucional de comunicación, registro, acumulación, desplazamiento, así como no hay poder que no se ejerza sin la extracción, la apropiación y la distribución o retención de un saber.

De las formas de ‘poder-saber’, Foucault afirma haber estudiado en el año precedente la ‘medida’, y este año haber estudiado la investigación (enquête). Esta problematica esta presente y mas desarrollada en las conferencias que Foucault dictó en Brasil el siguiente año (La verdad y las formas jurídicas, 21-25 de Mayo 1973).

Ademas de investigar la forma de saber-poder que llama ‘investigación’, en las conferencias de este ciclo Foucault afirma haber estudiado las nuevas formas de control social que aparecen en siglo XVII, entre ellas la prácticas del encarcelamiento masivo, el desarrollo de un aparato policial diferenciado del poder militar, la vigilancia de la población.

Si miramos ahora al curso propiamente dicho, nos encontramos con una situación un tanto diferente. Sobre un total de 13 conferencias, 7 tratan de la represión de la “revuelta de los pies descalzos” (1639-1640), una de las muchas rebeliones del siglo xvii, a la que Foucault adjudica particular importancia, ya que seria, en su opinion, el comienzo del desarrollo de un sistema de control social y de punición centralizado en el estado, y en conflicto con los sistemas de poder regionales que caracterizaban a la feudalidad tardía.

Dentro de esta reconstrucción, Foucault parece dar importancia, mas que a la forma de saber-poder que corresponderia a este nuevo modelo de punición, a lo que el denomina la “forma teatral” en la que se manifiesta el poder soberano. Este tema esta un poco mas desarrollado en una conferencia dictada por Foucault en Mineapolis, Estados Unidos en abril de1972, y que nos es conocida por un resumen preparado por uno de los participantes. Este tema reaparece en el capítulo inicial de Vigilar y Castigar, donde Foucault habla de forma teatral que asume el suplicio de Damien.

A continuacion de esta primera investigacion, Foucault se dedica a reconstruir la forma del antiguo sistema penal y judicial germánico. A este tema dedica Foucault 2 conferencias, en las que se trata de mostrar que el sistema germánico no hace uso del concepto de verdad, sino de una forma ritualizada de conflicto entre particulares. Las siguientes dos conferencias estudian la transición entre el derecho germánico arcaico y las formas que le suceden en la edad media. Se trata de mostrar como a partir de una forma de institución judicial y penal practicamente inmanente a la sociedad, se van separando y cristalizando instituciones que funcionan como embriones de un aparato de estado. Foucault tambien analiza como paralelamente a esta diferenciación, se modifica el regimen de extracción del impuesto y las formas como la riqueza extraida por las instituciones del estado son posteriormente repartidas a las antiguos centros de poder feudales.

Es solo en la última conferencia donde aparece los llamados ‘efectos de saber’ que Foucault menciona en mas detalle en el “Resumen del Curso” precedentemente citado. Se trata de identificar la forma saber-poder que corresponde a este nuevo ordenamiento juridico-penal. ‘Efectos de saber’ (‘Poder-saber’) no significa para Foucault la ideologia que se da el naciente estado absolutista, sino la produccion de saber, la busqueda de la verdad como forma y mecánica de ordenamiento. Foucault habla aquí de la introduccion de la tortura en el sistema penal, del sistema de las pruebas, y como funciona la investigación.

Un texto que podria ser la continuación ó una version alternativa a la última conferencia introduce un analisis mas general. Se trata de ideas fragmentarias, que probablemente Foucault habria desarrollado mas en la exposición oral, o que le podrian servir para una elaboración escrita mas detallada. El texto se titula ‘Observaciones complementarias acerca del sistema penal y de los efectos de saber’, y consiste de 27 páginas manuscritas, con algunas notas tachadas por Foucault, y que nos han sido restituidas por los editores de este volumen. Foucault analiza en este texto en mayor detalle el sistema de la ‘medida’ y el sistema de la ‘investigación’. El primero habria aparecido en Grecia, y es, como vimos anteriormente, estudiado en el primer ciclo de conferencias de Foucault en el CdF, las Lecciones sobre la voluntad de saber. En las Observaciones, Foucault presenta la hipotesis de la existencia de dos tipos de ‘efectos de saber’: 1) la medida, 2) la investigación. La medida ‘es un tipo de poder-saber que tiene la forma de la limitación, la composición, el re-equilibrio y la distribución, mientras que la forma de la investigacion corresponde a un tipo de extracción de saber. Foucault habla incluso de una extracción de un ‘plus-saber’.

Este volumen se completa con un detallado ensayo de los editores titulado: ‘Situacion del curso’, que analiza en detalle la conyuntura politica del curso, la participacion de Foucault en el Grupo de Información sobre la Prisión, que abogaba por una mejora en las condiciones de encarcelamiento en Francia, su relación compleja con el marxismo, y con su antiguo maestro Althusser, la situación en este periodo aun infuenciado por los eventos del Mayo frances (1968). Adicionalmente, los editores incluyeron un ensayo sobre la discusión entre los historiadores sobre la “revuelta de los pies descalzos”, y un analisis de las tomas de posición de Foucault frente a los principales estudiosos de esta revuelta.

En suma, se trata de un volumen de particular riqueza, que nos permite entender mejor como Foucault desarrolla las ideas que culminaran en Vigilar y Castigar, asi como distintas ideas y sugerencias que pudieron haber sido descartadas, dejadas de costado, o retomadas ulteriormente en un contexto diferente.

Que queda de la libertad de ofender, por Ruwen Ogien

Decenas de miles de personas han expresado su horror ante la ejecución de la mayoría de los editores de Charlie Hebdo. Estos han proclamado su compromiso inquebrantable con el principio de la libertad de expresión, como si fuera obvio para todos.

Pero este principio es, sin embargo, permanentemente enjuiciado por razones que no son todas inaceptables.

En Francia, las expresiones que niegan el holocausto, las homofobicas, racistas o xenófobas ya sancionadas por la ley. ¿Es un grave atentado a la libertad de expresión? Esta es una pregunta que los filósofos y juristas discuten sin soluciones que unánimes. De hecho, la base filosófica del principio de la libertad de expresión debe ser constantemente repensado y reafirmado.

Yo, obviamente, no quiero decir que una mejor comprensión de este principio dará lugar que sea aceptada por todos. Para convencerse por un argumento de este tipo, hay que compartir las premisas, como el hecho del pluralismo moral o religiosa en nuestras sociedades, el deseo de la convivencia pacífica entre grupos con diferentes creencias, los beneficios de un debate abierto para todos formas de conocimiento, etc. Pero todo el mundo no comparte estas premisas. Sin embargo, podría fortalecer las convicciones de quienes los aceptan.

Entre las justificaciones más fuertes para el principio de la libertad de expresión, me parece que la más convincentes es la de John Stuart Mill. Esta implica que se debe distinguir lo mas claramente posible entre ofensas y perjuicios. Ofensas son actos que causan emociones negativas como la ira o disgusto, pero ningún daño físico concreto a individuos particulares. Puede ser escritas o representaciones visuales que causan los peores crímenes imaginarios o crímenes sin víctimas, es decir reacciones repulsivas que incluyen actos en los que no podemos identificar a una víctima en el sentido concreto la palabra. Por lo tanto, los ángeles y los dioses no son parte de la clase de seres que podrían ser, literalmente, las víctimas y cualquier ataque contra ellos es delito ni daño. Hablando de este tipo de delito, Mill citó Tácito: “Los delitos cometidos vis-à-vis los dioses son competencia de los dioses.” Y agregó con sarcasmo: “Queda por demostrar que la sociedad o cualquiera de sus funcionarios recibieron el mandato de lo alto para vengar una supuesta infracción al Todopoderoso que no es también un mal infligido a nuestros semejantes. “(Acerca de la Libertad). A su vez, perjuicios son los que causan o pueden causar daños graves concretos y evidentes a individuos particulares.

En el campo de la libertad de expresión, se puede hablar de prejuicios acerca de la propagación de rumores infundados que dañan la reputación de una persona. También se podría decir que el discurso de odio que llamar claramente por la persecución, la deportación o la eliminación física de una persona o de una población específica son lesiones, no sólo ofensas. De hecho, la defensa de la libertad plena para ofender de ninguna manera justifican la libertad para causar daño. Es cierto que los límites entre ofensas y lesiones no siempre son evidentes. Las ofensas pueden resultar en daño si es imposible evitarlas, o si son sistemáticos y se dirigen a un grupo particular de personas. Sin embargo, me parece que es importante dar a esta distinción el valor de un principio general, aunque no siempre sea fácil de determinar las condiciones de su aplicación.

Sería difícil de hecho para defender la libertad de expresión sin reconocer la plena libertad de ofender, aquella que el diezmado equipo de Charlie Hebdo practicaba burlarlandose de creencias absurdas y de prejuicio racista o xenófobo, sin causar cualquier perjuicio concreto a nadie en particular.

Ruwen Ogien es investigador en Filosofia Moral del CNRS-Francia. Blogea en: http://www.raison-publique.fr/

El Círculo

Entre los muchos libros publicados este año, posiblemente los haya de mejores cualidades literarias, pero The Circle de David Eggers es posiblemente uno de los mas originales e importantes. Redactado en un lenguaje directo, y en el estilo de la science fiction, presenta una sociedad distópica que tiene una inquietante semejanza con nuestra actual sociedad.

El Círculo es una compañia de internet en un futuro cercano, que absorbe las funciones de algunos de los gigantes de internet actuales, es decir, las funciones de busqueda (Google), medio de pago y autentificación (Paypal), relacionamiento social (Facebook, Twitter) y data mining en forma masiva. El Circulo esta liderada por un trio de personages que guardan alguna simiitud con los lideres de algunas de las empresas mas conocidas del medio internet. El Circulo es tambien la historia de Mae, una joven de clase media baja, egresada de una  universidad  prestigiosas pero agobiada por deudas incurridas para pagar su educacion  que logra, con la ayuda de una condiscipula y amiga intima ser reclutada para trabajar en el Circulo, escapando asi a un destino de mediocridad e insatisfacción que le vaticinan su previo trabaja en la empresa de electricidad de su ciudad provincial. El Circulo es tambien la historia de un aprendizage de las conductas miméticas exigidas por el Circulo, y de las traiciones que supone. Y por ultimo el Circulo es la documentación de la dinámica aparentemente irresistible del Circulo por cerrarsse y convertirse en un universo totalitario, (simbolizada por la apertura de la “C” inicial y la cerrazon del circulo, pensemos en la letra “O”), donde se confuden definitivamente las fronteras de lo privado y lo público.

Novelas disptopicas de todo pelaje no son novedad, y se publican con regularidad predecible y algunas tienen la suerte de convertirse en libretos hollywoodenses. Lo que diferencia el Circulo de estas descripciones apocalípticas es el aspecto suave y aterciopelado del mundo que se nos presenta, lo realista de sus planteos, y la critica que hace de muchos de los mensajes utópico-ideologicos del mundo del internet.

Desde sus inicicios el internet ha sido acompañado por un aurea utópica, prometiendo una solución rápida e indolora a todos los problemas de la humanidad. Esto no es inusual. Otras innovaciones tecnológicas han acompañadas por relatos salvificos, y por contra-relatos apocalípticos hoy olvidados. Quizas esto este mas acentuado por la rapidez de la expansión y popularización de esta tecnologia en particular

.El mito fundamental del internet que Eggers expone y critica es el mito de los efectos saludables de la transparencia y la total visibilidad. No se trata obviamente de una idea nueva. Ya en el Genesis encontramos la idea de un Dios omnisciente, al que no escapa ninguna acción humana. Y la misma idea aparece, en forma invertida, en el relato platónico del mito del anillo de Giges, joya milagrosa que permite a su poseedor volverse invisible, y en tal estado, cometer todas las inmoralidades que su corazón apatece. La inversa es por lo tanto valida: la supresión de toda invisiibilidad hace el delito imposible. Es esta la logica que lleva a iluminar las calles de nuestras ciudades, los frentes de nuestras casas, y a desconfiar de lugares poco iluminados, tema explotado por el cine gótico.

Hacia fines del siglo XVIII, el reformador Jeremy Bentham propuso la formula del Panopticon, estructura arquitectonica que permite la constante vigilancia de los internos, ya sean estos presidiarios, alumnos, o trabajadores en un taller. La esencia del panopticon es la disposicion que permite que los guardias o celadores vean lo que hacen los internos, y que los guardias mismos esten bajo la total supervisión de sus superiores, mientras que estos estan siempre a la merced de la supervision del publico en general.

El panopticon quedo en concepto, y la propuesta de Bentham de construir un penal  basado en estos principios no fue aceptada por el gobierno britanico de su época. Sin embargo, la idea tuvo ecos, En 1874 se construyo en Colombia un penal que llevaba ese nombre, y que se inspiraba vagamente en las ideas de Bentham. Y segun Foucualt, los modelos de organización penal responden al  mismo tipo de modelo que el imaginado por Bentham.

Al mismo tiempo, no hay que ver las ideas de Bentham solo en el contexto de  una sociedad totalitaria. Bentham  fue un reformista que trato toda su vida de cambiar el código penal de su pais, racionalizar el sistema de penas, y combatir sistemas represivos que consideraba anacrónicos e inhumanos. Entre sus partidarios se contaba John Mill, el padre de John Stuart Mill, uno de los pensadores utilitarianistas y liberalies (en el sentido anglosajon, es decir, progresistas o reformistas) mas influyentes de su tiempo.

Otro hito importante en el desarrollo de la idea de la transparencia, pero distópica en este caso, aparece en el 1984 de George Orwell. En la sociedad totalitaria descripta por Orwell, cada hogar y cada lugar de trabajo esta obligatoriamente provisto de un equipo de television, cuyo proposito no es solo bombardear a los sujetos con una incesante propaganda que suprime el pensamiento crítico, sino al mismo tiempo mantenerlos bajo constante vigilancia. El televisor actua no solo como receptor sino tambien como camara omnipresente, que espia los menores actos de los individos.

En el caso de Bentham y de Orwell, el tipo de visibilidad y transparencia es vertical y unidireccional. El supervisor ve al guardia, y este al interno, pero el interno no ve al guardia, ni este a su superior. De arriba hacia abajo hay transplarencia, pero total opacidad de abajo hacia arriba. Mas aun, en el caso del panopticon, hay absoluta opacidad a nivel horizontal, Los internos no se ven entre si, no pueden interactuar de ninguna forma.

Hace unos años lei un libro cuyo titulo no puedo ya recordar, publicado en los primeros años de desarrollo del internet. El autor criticaba el modelo de Orwell, y sugeria la posibilidad que los individuos de la sociedad descripta por aquel podrian con ingenio modificar los equipos que los sometian a vigilancia y convertirlos en medios de comunicación. Convertirlos entonces de medios de supervision vertical en medios de comunicación horizontal. Por supuesto “una television” que permite comunicaciones con otros individos, es justamente el internet.

Tenemos asi dos modelos diferentes. Un modelo de transparencia vertical de arriba hacia abajo, que es totalitario y tiránico. Y frente a este, un modelo horizontal, que permite el libre intercambio y el desarrollo de ideas e opiniones, fundamentalmente democratico. El modelo horizontal se parece en buena medida a lo que Habermas describio en uno de sus primeras publicaciones como la “esfera publica”. Es esta noción de transparencia demoractica, horizontal, benigna, que esta en el centro de la critica de Eggers.

El tema de la transparencia es introducido en la narración en forma gradual. Primero, uno de de los nuevos compañeros de trabajo le cuenta a Mae que esta trabajando en un sistema que impida el rapto de infantes. Es una tema dolorasamente familiar ya los hermanos de este compañero fueron raptados y asesinados en su niñez. Aunque no es un tema en el que el Circulo esta envuelto en forma especifica, la compañia, como muchas de las compañias de Internet permite a sus empleados desarrollar proyectos que no estan relacionados con el negocio central, llegando a apoyarlos financieramente en ciertos casos. Se trata de usar un microprocesador  implantable en el cuerpo de los infantes. De estas forma los padres pueden saber donde se encuentran el niño, programar el sistema para los alerte si sale de ciertos limites prefijados, etc. Luego aparece el SeeChange, pequeños webcams, autónomous y conectados via satelite, que cada individuo puede colocar a voluntad y consultar remotamente. Digamos que queremos ir a la playa, y queremos ver el estado del tiempo, no en general, sino en el punto especifico. Podemos acceder a alguna de las innumerables SeeChange camaras y ver si vale la pena hacer el viaje. Pero una vez la camara instalada, por supuesto que no sabemos que otras imagenes podemos ver. Con un poco de imaginación podemos colocar una de estas camaras en el jardin de infantes de nuestros hijos, en la casa de nuestros padres ancianos, o en cualquier otra situacion que querramos, con buena o mala razón. El SeeChange va mas alla del webcam que conocemos porque es absolutamente autonomo y puede por lo tanto instalarse en cualquier lugar, sin otra limitación que el buen o mal criterio de cada uno. Por ultimo aparece una versión personal del SeeChange, que es portado por un individuo. En este caso, se trata de algo destinado inicialmente a ser utilizado por politicos electos, para dar transparencia a su función. Portando este accesorio, el publico puede monitorear en forma permanente los actos de sus electos, sus conversaciones, sus intercambios con otros politicos, con lobistas, con su electorado.

Aunque virtuosos en si mismos, y motivados por buenas intenciones, la adopción generalizada de estos accesorios comienzan rapidamente a desatar tragedias. Exentos al area de total transparencia no quedan mas que aspectos empobrecidos de la vida. Solo en el baño y en la intimidad de la alcoba pueden escapar nuestros personajes al ojo vigilante de la transparencia generalizada. Se trata sin duda de una transparencia horizontal, pero en vez de generar una esfera de publicidad virtuosa à la Habermas, la transparencia horizontal general deviene una sociedad fascista, absolutamente determinada a no permitir ninguna excepción al régimen de exámen absoluto y permanente. Este carácter fascista se hace patente en la persecución con final trágico de Mercer, un ex-novio de Mae que decide refugiarse en una zona remota del norte del pais, para escapar a la persecución incesante de la transparencia y el espionage generalizado. Para contrariar esa voluntad, Mae invoca todas las furias de camaras, drones (aviones sin piloto) y otros recursos que primero localizan al pobre Mercer en su refugio y por ultimo provocan con su persecución demónica el accidente de automobil (o quizas suicidio) en el que pierde su vida. Son significativas las palabras de una de las perseguidoras de Mercer: “¡Rindeté a nosotros! ¡Rindete a nuestra voluntad! ¡Sé nuestro amigo!”

Aunque hay seguramente otros aspectos en este libro, dos me parecen fundamentales, y son: el problema de la compatibilidad entre transparencia e individualidad, y el problema de la hubris, del exceso de la acción respecto de sus intenciones que pueden en si ser banales o inocuas.

El problema de transparencia no es un problema nuevo. Muchas sectas religiosas la han adoptado al punto de rechazar todo tipo de privacidad del individuo, llegando en algunos caso a prohibir la constitución de parejas, como en el caso de los Shakers en Estados Unidos. Comunas utopicas, entre ellas el kibuts en su versión primitiva, tuvieron que afrontar esta contradicción. Lo que Eggers muestra es que es que no puede haber individuo sin un ámbito opaco y personal, escondido a la mirada de los que lo rodean. Sin un ambito de privacidad, la individualidad no puede desarrollarse.  Y si bien hay ámbitos donde la transparencia es legitima, y el nivel de exposición publica de cada uno de nosotros, y no solo los politicos electos o funcionarios designados, sino de cada uno de nosotros, ya sea por haberlo elegido asi, o a nuestro pesar, debiera limites que no deben ser sobrepasados. Y las excepciones a este derecho deben ser claras y limitadas.

Las intenciones de Circulo, de sus ejecutivos y de sus empleados son puras en general. No es una historia de villano holywoodense en busqueda de la dominación mundial. Podemos suponer que en términos generales, las intenciones son buenas y desinteresadas. Pero aun buenas intenciones pueden tener consecuencias desastrosas. Para imaginar lo peor no tenemos que suponer una voluntad diabólica, o una voluntad mediocre, puede bastar con un conjunto de voluntades angelicales. Mae no tiene ninguna razón para desencadenar la persecución de su ex-novio. Todo comienza en forma banal. Mae tiene como mision demostrar a sus televidentes el funcionamiento de una serie de tecnologicas que combinando el poder de las camaras SeeChanges, de programas de reconocimiento visual, de acceso a bases de datos y con la cooperación del publico, permita localizar un fugitivo que cometió uno de esos crímenes horribles que nos hacen clamar  justicia.  La tecnología cumpre con su cometido, el culpable es aprehendido, y la justicia se cumplirá. Es luego de haber completado el ejercicio que a Mae se le ocurre, mas como diversión que otra cosa, encontrar la pista de Mercer. Mercer no es un fugitivo, no hay justificación para invadir su esfera privada. Pero es la existencia de un mundo de absoluta trasparencia que parece hacer imposible la existencia de un núcleo de opacidad, al punto de sentirse amenazado por su merca existencia.  Nuevamente, la historia no es la historia mas o menos convencional de una agencia secreta de espionage como el NSA o sus equivalentes. Menos aun una policia secreta como la Stasi  o la KGB lo fueron en su momento. Se trata de acciones en si bien intencionadas y que emanan de la vida diaria de los actores, pero que adquieren en un momento una dinámica implacable que supera sus voluntades individuales.

Filosofos entre las personalidades del año segun Foreign Policy

La revista Foreign Policy publica anualmente una lista de las 100 personalidades mas destacadas del año. Este año hay cuatro filósofos en la lista.

En el numero 55, el filosofo político Michael Sandel de la Universidad de Harvard, que propicia una filosofía comunitarista, y es famoso por su curso sobre la Justicia (accesible en línea en: http://www.justiceharvard.org/).

Jurgen Habermas aparece listado en el puesto 88, sobre todo por su critica al post-modernismo y su posición en favor de la Comunidad Europea.

Slavoj Zizek aparece en el numero 92, seguido en el 93 por Martha Nussbaum, seleccionada entre otros por su libro contra la intolerancia religiosa aparecido este año.

Festival europeo de filosofia en Saint Emilion

En muchas sociedades la filosofía es una disciplina académica respetada, pero es sabido que solo en Francia conserva aún un status privilegiado. No hace falta mas que tomar nota del numero de libros publicados anualmente sobre los distintos aspectos de la filosofía, su historia y sus problemas o los excelentes programas radiales que le dedica France Culture. Pero quizás nada ejemplifique mejor la singularidad de la filosofía francesa que el festival que se lleva a cabo en Saint Emilion.

Para muchos el nombre de Saint Emilion resulta familiar. Es el origen de algunos de los vinos mas destacados y preciados de la industria vitivinícola. Los “grandes crudos” de St Emilion son una autentica aristocracia del vino, y como toda aristocracia, protegida por severas leyes de exclusion.

No hay nada mas francés que el vino, y no hay mejor vino que St Emilion. Y si  buscamos otros espíritus, nada mas espiritual que la filosofía. Un festival procura reunir los placeres de la degustación y los placeres del intelecto puro.  Y si los grandes ‘crus’ no hacen concesiones, tampoco parece hacerlo el programa de este evento.

Aquellos que quieran comprobarlo pueden visitar el sitio dedicado a este evento. Y si no tenemos a mano un burdeos classé, se recomienda por lo menos disponer de un buen vino del terruño, tinto de preferencia, para acompañar la visita virtual.

A vôtre santé…salud!

!Otra vez Schmitt!

En una nota reciente de Revista Eñe, Angel Faretta comenta el pensamiento del jurista y filosofo del derecho Carl Schmitt.

Faretta constata que la apropiación del pensamiento de Schmitt no se restringe a las derechas tradicionales, sino que desde hace ya algunos años, se extiende también a los sectores progresistas:

El concepto de El concepto de lo político siempre fue codiciado botín de las más variadas tendencias de este carnaval ideológico en que se ha convertido el mundo occidental tras el “apagado” de la Guerra Fría. Decimos “apagado” recordando que el frío también quema. La que puede llamarse “izquierda deshegelianizada” y que no está dispuesta a afrontar ningún trance existencial y que tras la caída del bloque soviético se ha arrojado a la yugular de este célebre concepto que dice “la distinción propiamente política consiste en la distinción entre el amigo y el enemigo”.

Parece que el comentarista no esta satisfecha con este empleo. Y en especial con su aplicación en un contexto especifico que parece estar relacionado con el conflicto opone al Grupo Clarin (que edita esta revista, que por otro lado es de muy buena calidad) y el actual gobierno Argentino:

La teoría del amigo-enemigo, debe recordarse siempre, fue concebida por un pensador católico. Y nace de otro católico como Maquiavelo. Se sostiene allí que debe renunciarse y sacrificarse toda afrenta, venganza personal o enemistad particular y privada en bien de una enemistad superior, histórica y hasta suprahistórica. Pero no puedo declarar enemigo a un diario o a un canal de televisión travistiéndolo de enemigo político, histórico, geográfico.

Cuando se busca un enemigo privado y se lo alza hasta las cimas de la enemistad histórica se pierden de vista las enemistades geográficas y territoriales y se rodea al suelo natal de toda serie de acechanzas mientras se pierde el tiempo en ajustar las cuentas con un pequeño incidente doméstico y de puertas para adentro. Que así deben considerarse todas aquellas enemistades que no se resuelven o enlazan con la enemistad histórico-espiritual de larga data. Se debe definir al enemigo histórico y hasta necesario según las coordenadas anímico-genealógicas en las que me reconozco como partícipe también necesario. Las razones genealógicas extensas no pueden ni deben jamás confundirse con las relaciones locales intensas.

Faretta parece pensar que el concepto amigo-enemigo alude en Schmitt o en general a un conflicto objetivo, independiente de la voluntad de las partes. No me parece que esa sea una lectura correcta de Schmitt. Si el conflicto fuera objetivo, el ámbito de la política estaria supeditado a el. Por ejemplo, desde el punto de vista de Marx, el conflicto politico entre burguesia y proletariado refleja la contradicción real entre capital y trabajo.

En Schmitt no es el conflicto lo importante, sino el acto en cual, con absoluta subjetividad, el soberano constituye el ambito politico (y de paso, se constituye en este mismo acto a si mismo, como dios se constituye en dios en el acto de creador el universo). El enemigo en si, pre-existe al enemigo real y contingente.  Es el objeto noemático por el cual se constituye en acto el soberano. El acto de constitución es así absoluto. Esta mitologia cansada no es mas que un ataque contra la noción liberal del estado, el estado instrumental, acotado a sus funciones especificas.

Es de lamentar efectivamente que una izquierda extraviada no haya sabido encontrar mejor maestro. Al menos el viejo Hegel fundaba el estado en el desarrollo de la Idea. Pero, en el fondo, Hegel era un liberal, no un ultramontano.