Buscadores bibliográficos

El sitio AZ – Revista de Educación y Cultura publica un listado de sitios bibliográficos de búsqueda en internet.  A continuación ofrecemos este listado, al que hemos agregado el vínculo que le corresponde, y algunas observaciones. Google y Google Académico o la versión inglesa Google Scholar permiten acceso rápido a información bibliográfica, pero en muchos casos esta información es de acceso pago.  Base y Jurn parecen hacer un buen trabajo de indexación de materiales de acceso libre. Estos materiales no son en general inferiores a los publicados en las revistas de acceso pago. Muchos buscadores indexan también respositorios universitarios, en los que se encuentran copias o borradores de artículos publicados en revistas pagas, tesis, monografías y otros documentos de interés.  

1. LRC Virtual
El Centro de Recursos para el Aprendizaje Virtual para búsquedas permite hacer búsquedas en los sitios web de información académica. Esta búsqueda está supervisada por profesores y los profesionales de las bibliotecas de todo el mundo y permite compartir grandes recursos para los proyectos académicos.

2. HighBeam [acceso pago $$]
Este buscador da acceso a una base de datos para profesionales y estudiantes y a miles de artículos e investigaciones publicadas de fuentes fiables de diferentes disciplinas. También tiene una biblioteca en línea con textos, revistas especializadas y académicas.
El sitio permite explorar temas de investigación con opciones de búsqueda por nombre de autor, eventos y temas. La plataforma permite guardar y exportar las búsquedas de los usuarios. Dentro de sus proveedores de información están diarios como el Washington Post y el Washington Times. En su página principal publica una selección de los artículos más relevantes en las diferentes disciplinas.

3. Academia.edu
Es una comunidad virtual de investigadores en donde los usuarios pueden publicar sus ensayos e investigaciones y seguir las de otros usuarios que comparten temas de interés común. Tiene una herramienta para analizar el comportamiento de cada perfil, el número de visitas que recibe, seguidores y comentarios acerca de los trabajos que se comparten en el sitio. El sitio también ofrece noticias sobre tecnología, aplicaciones, cursos y una bolsa de empleos, enlaces a páginas de noticias, blogs e historias personales entre otras funciones más.

4. Google académico
El sitio permite navegar por las 100 principales publicaciones de los últimos quince días en varios idiomas. Los usuarios pueden acceder a temas de diferentes disciplinas como ciencias médicas, de la salud, químicas, matemáticas, sociales, físicas, humanidades e ingeniería entre otras. Los autores pueden medir con la herramienta Google Scholar Metrics la visibilidad e influencia que tienen sus publicaciones académicas en el portal. Las fuentes de estas publicaciones incluyen universidades, comunidades y editoriales académicas e información de otros sitios de internet.

Sitio similar es Google Scholar.

5. JURN
Este sitio presenta un directorio con más de tres mil revistas especializadas en artes y humanidades. Indexa millones de títulos de artículos académicos y tesis de disciplinas artísticas, económicas, ecológicas, humanidades y ciencias biomédicas.

Es un motor de búsqueda de referencias bibliográficas. Tiene acceso a más de mil millones de documentos de fuentes como enciclopedias, libros, revistas, artículos, tesis, además de otras plataformas digitales. El sitio filtra los resultados y evita enlaces patrocinados y resultados comerciales.

7. Springer [sitio pago $$]
La plataforma cuenta con grupo de editores encargados de descubrir los mejores autores para difundir sus investigaciones. Comparte artículos de revistas, libros, protocolos y otros productos creados por y para investigadores, bibliotecarios y profesionales.

8. BASE
Es uno de los motores de búsqueda de textos académicos más voluminosos de la web. BASE es operado por la Biblioteca de la Universidad de Bielefeld en Alemania. Ofrece más de 60 millones de documentos de más de 3.000 fuentes. Se puede acceder a los textos completos de alrededor del 70 por ciento de los documentos indexados.

Este sitio permite prioritizar los sitios de acceso libre.

9. ERIC
Es una biblioteca virtual de investigación e información de temas académicos. El sitio web es patrocinado por el Instituto de Ciencias de la Educación (IES) del Departamento de Educación de Estados Unidos.

10. List of academic databases and search engines
El sitio de internet ofrece acceso a una lista de bases de datos bibliográficas y motores de búsqueda de contenidos académicos como revistas, libros, archivos, colecciones científicas, artículos y textos, entre otros.

Fuente: Semana.com

Call for Papers Ricoeuriana vol. 1, nr. 1 (Primavera 2015): La actualidad de Paul Ricœur, una perspectiva iberoamericana

Ricoeuriana, revista oficial de la “Asociación Iberoamericana de Estudios Ricoeurianos” (ASIER), lanza de esta manera la convocatoria para las contribuciones al primero de sus números, que se publicará en marzo de 2015. Este número estará dedicado al tema: “La actualidad de Paul Ricœur, una perspectiva iberoamericana”. Ricoeuriana es una publicación científica de acceso libre y revisión por pares; acepta artículos, entrevistas, traducciones y recensiones  de libros en portugués o español. Tiene una periodicidad semestral, publicando dos números al año, respectivamente en los meses de abril y octubre. Los objetivos de la revista son una producción científica original, la divulgación de la obra de Paul Ricœur y la discusión de temas o autores con afinidades con la filosofía ricoeuriana.

Ricœur fue uno de los pensadores más prolíficos del siglo XX, su talante de pensamiento abierto se dejó sentir un poco por todo el mundo, y el mundo ibero-americano no ha sido una excepción.  La constitución de ASIER (http://asiernet.org) es una prueba de la gran fertilidad del pensamiento de Ricœur en América Latina y en la Península Ibérica, también demostrado por el hecho de que la inmensa mayoría de los libros del autor francés se encuentran publicados en portugués y español, y por el gran número de artículos y tesis sobre su filosofía que se escriben actualmente. A una década de su muerte, podemos preguntarnos: ¿cuál es la actualidad del pensamiento de Ricœur? ¿Las múltiples contribuciones originales lanzadas por Ricœur siguen teniendo relevancia en nuestros días? Y, ¿nos puede seguir ayudando a pensar el futuro?

Por lo tanto, este número inaugural de la revista pretende reflexionar sobre la presencia y la importancia de la filosofía ricoeuriana en general, pero con especial atención a las corrientes de pensamiento iberoamericanas. Las contribuciones para este primer número pueden, por ejemplo, inspirarse en las siguientes posibilidades (sin pretensión de exhaustividad):

1) La historia de la recepción de Ricœur en el espacio iberoamericano, incluyendo las traducciones de sus obras más importantes en los diferentes países, los destacados filósofos que estudiaron con Ricœur o fueron influidos significativamente por él;

2) Enfoques comparativos entre Ricœur y otros filósofos iberoamericanos emblemáticos (Ortega y Gasset, Dussel, etc.);

3) Enfoques temáticos que muestren la intersección entre el pensamiento ricoeuriano y otras corrientes: por ejemplo, la importancia de la filosofía ricoeuriana en el contexto de una interacción posible con las “epistemologías del sur”;

4) La apertura de pensamiento ricoeuriano y su peculiar forma de conciliar diferentes tradiciones: filosofía continental, filosofía analítica… ¿pensamiento iberoamericano?;

5) Aplicaciones de la hermenéutica ricoeuriana para la interpretación de la obra de autores iberoamericanos de referencia, incluyendo escritores de lengua portuguesa o española y en particular que puedan contribuir a pensar una identidad iberoamericana (Cervantes, García Márquez, Neruda, Saramago, etc.);

6) La recepción literaria de Ricœur en los diferentes países iberoamericanos, y el uso que se hace de su teoría narrativa;

7) También serán bienvenidas las traducciones de textos Ricœur inéditos en portugués o español.

Normas de las contribuciones propuestas y plazos

Todas las propuestas deberán enviarse antes del 15 de febrero 2015.

Todos los artículos, entrevistas y traducciones deben respetar como límite máximo  10.000 palabras (50.000 caracteres). Para recensiones de libros este límite es de 2000 palabras (10.000 caracteres). Ricoeuriana sigue las normas de edición del Chicago Manual of Style, cuya última versión se puede encontrar en http://www.chicagomanualofstyle.org/contents.html.

Todas las propuestas deben hacerse a través de la página de la revista en http://impactum-journals.uc.pt/ricœuriana. El autor debe registrarse en http://impactum-journals.uc.pt/index.php/ricoeuriana/user/register, proporcionando su correo electrónico y sus datos personales, y toda la gestión del proceso se realizará en línea. Todas las propuestas serán atendidas en un plazo razonable tras el cual el autor recibirá una notificación por correo electrónico con una decisión final.

Que queda de la libertad de ofender, por Ruwen Ogien

Decenas de miles de personas han expresado su horror ante la ejecución de la mayoría de los editores de Charlie Hebdo. Estos han proclamado su compromiso inquebrantable con el principio de la libertad de expresión, como si fuera obvio para todos.

Pero este principio es, sin embargo, permanentemente enjuiciado por razones que no son todas inaceptables.

En Francia, las expresiones que niegan el holocausto, las homofobicas, racistas o xenófobas ya sancionadas por la ley. ¿Es un grave atentado a la libertad de expresión? Esta es una pregunta que los filósofos y juristas discuten sin soluciones que unánimes. De hecho, la base filosófica del principio de la libertad de expresión debe ser constantemente repensado y reafirmado.

Yo, obviamente, no quiero decir que una mejor comprensión de este principio dará lugar que sea aceptada por todos. Para convencerse por un argumento de este tipo, hay que compartir las premisas, como el hecho del pluralismo moral o religiosa en nuestras sociedades, el deseo de la convivencia pacífica entre grupos con diferentes creencias, los beneficios de un debate abierto para todos formas de conocimiento, etc. Pero todo el mundo no comparte estas premisas. Sin embargo, podría fortalecer las convicciones de quienes los aceptan.

Entre las justificaciones más fuertes para el principio de la libertad de expresión, me parece que la más convincentes es la de John Stuart Mill. Esta implica que se debe distinguir lo mas claramente posible entre ofensas y perjuicios. Ofensas son actos que causan emociones negativas como la ira o disgusto, pero ningún daño físico concreto a individuos particulares. Puede ser escritas o representaciones visuales que causan los peores crímenes imaginarios o crímenes sin víctimas, es decir reacciones repulsivas que incluyen actos en los que no podemos identificar a una víctima en el sentido concreto la palabra. Por lo tanto, los ángeles y los dioses no son parte de la clase de seres que podrían ser, literalmente, las víctimas y cualquier ataque contra ellos es delito ni daño. Hablando de este tipo de delito, Mill citó Tácito: “Los delitos cometidos vis-à-vis los dioses son competencia de los dioses.” Y agregó con sarcasmo: “Queda por demostrar que la sociedad o cualquiera de sus funcionarios recibieron el mandato de lo alto para vengar una supuesta infracción al Todopoderoso que no es también un mal infligido a nuestros semejantes. “(Acerca de la Libertad). A su vez, perjuicios son los que causan o pueden causar daños graves concretos y evidentes a individuos particulares.

En el campo de la libertad de expresión, se puede hablar de prejuicios acerca de la propagación de rumores infundados que dañan la reputación de una persona. También se podría decir que el discurso de odio que llamar claramente por la persecución, la deportación o la eliminación física de una persona o de una población específica son lesiones, no sólo ofensas. De hecho, la defensa de la libertad plena para ofender de ninguna manera justifican la libertad para causar daño. Es cierto que los límites entre ofensas y lesiones no siempre son evidentes. Las ofensas pueden resultar en daño si es imposible evitarlas, o si son sistemáticos y se dirigen a un grupo particular de personas. Sin embargo, me parece que es importante dar a esta distinción el valor de un principio general, aunque no siempre sea fácil de determinar las condiciones de su aplicación.

Sería difícil de hecho para defender la libertad de expresión sin reconocer la plena libertad de ofender, aquella que el diezmado equipo de Charlie Hebdo practicaba burlarlandose de creencias absurdas y de prejuicio racista o xenófobo, sin causar cualquier perjuicio concreto a nadie en particular.

Ruwen Ogien es investigador en Filosofia Moral del CNRS-Francia. Blogea en: http://www.raison-publique.fr/

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 50.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 19 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

A proposito de los Cuadernos Negros de Heidegger

El número inicial de la revista Differenz: Revista internacional de estudios heideggerianos y sus derivas contemporáneas <http://institucional.us.es/differenz/index.php?page=adrian1>, publica un estudio de Jesús Adrían Escudero sobre los recientemente publicados “Cuadernos Negros” de Heidegger.

Se trata de un artículo erudito y didáctico, que explica bien las circunstancias que llevan a Heidegger a redactar estos apuntes entre 1931 y 1976, su contenido,  el contexto de su publicación, y el clima de su recepción tanto por el círculo de los especialistas en la obra de Heidegger como por el público general.

Escudero explica las expectativas puestas en la publicación de estos cuadernos se basaban en la hipotesis de que se trataba de un diario filosófico, en el cual se podría encontrar la clave de la abstrusa obra de Heidegger. En realidad, se trata de esbozos, o lo que el autor llama “avanzadillas”.

Hay otro contexto que cuenta para explicar la expectativa frente a la publicación de estos papeles, y es el de la discusión sobre la adherencia de Heidegger al Nacional Socialismo, sobre las interpretaciones que el mismo Heidegger hace de esta adhesión y de su posterior divergencias, y especialmente sobre el silencio de Heidegger después de la derrota del Nacional Socialismo y del descubrimiento del holocausto y de los otros crímenes cometido por el régimen Nazi.

Existe sobre estos temas una literatura copiosa, que Escudero menciona parcialmente. Sin embargo, estos estudios estaban basados en documentos públicos, en pocos textos publicados en el periodo en cuestión (como el discurso del Rectorado), o en textos de Heidegger publicados posteriormente. Ante el silencio del pensador de Messkirch la expectativa frente a los cuadernos negros era encontrar allí la voz del pensador, en su intimo encuentro con el papel, mas allá de toda censura.

Lo que encontraron los investigadores del pensamiento de Heidegger en los Cuadernos no es muy diferente de lo que encontraron en otros escritos. No hacia esperar tanto tiempo para saber que Heidegger adopto el lenguaje racista del Nacional Socialismo, y que su pensamiento se mueve dentro de los cánones de la revolución conservadora.

Escudero y otros seguidores de Heidegger se felicitan que Heidegger no adopta el lenguaje neo-darwinista y eugenicista favorecido por Rosemberg, de que no recomiende la lectura de los Protocolos de los Sabios de Sion, si bien repite la tesis de un complot judio, de la relación entre capitalismo y judaísmo, y otras menciones que Escudero califica de “severos comentarios sobre el judaísmo”. Típica de esta posición es este comentario: ” Heidegger se distancia claramente de los principios de purificación racial del nacionalsocialismo. Pero, al mismo tiempo, interpreta el judaísmo mundial (Weltjudentum) como la cúspide de la manifestación onto-histórica de la calcubalidad y la maquinización … Hay que tener claro que las manifestaciones de Heideegger no deben interpretarse en términos políticos. Se trata, más bien, de su particular interpretación filosófica de la historia del ser. Dicho en otras palabras, el judaísmo –junto con el bolchevismo, el americanismo y el nacionalsocialismo– es un fenómemo onto-histórico.” (p. 119 nota 12). Dicho con este tono, podria uno pensar que Heidegger se ocupaba de hacer tipologias de los fenómenos onto-históricos, cuando en realidad se trata de presentar una presunta oposición dicotómica entre el Nacional Socialismo y Bolchevismo-Americanismo-Judaismo (todos estos entendidos como variaciones de un mismo tema). Escudero dice que la oposición es metafísica y no política. Justamente, habiendo establecido esta presunta distinción a nivel metafísico, no existe posibilidad de coexistencia entre estos, como lo dice claramente el texto de  la Introducción a la Metáfisica.

No menos intranquilizantes son los comentarios en la sección 3, donde se explicita el sentido de política en el pensamiento de Heidegger como una archi-política, como una poliítica de la tierra, es decir, “representa el espacio histórico y ontológico en el que el Dasein lucha por encontrar su lugar. Su propio sentido de ser está enraizado en la comunidad, en la tradición, en la historia. La tierra tiene aquí un significado ontológico” (124). Lo que no esta suficientemente claro es que segun esta concepciión el Dasein lucha con otros Dasein(s)  para encontrar su lugar en la tierra. La relación metafisica se revela no ser mas que la conyuntura historica de las victorias y las derrotas. La presunta relación entre una cierta cultura y un cierto territorio fue establecido circunstancialmente a fines del siglo xix por las victorias militares de Prusia, y por la derrota en 1848 de otros proyectos, mas democráticos, de instaurar un estado aleman.

Escudero recuerda, con razón, que Heidegger no fue el único entre el mandarinato de la universidad alemana en adherir alegremente a estas ideas, en repetir lugares comunes y prestarle su voz y su autoridad moral e intelectual. Es probable que Heidegger no haya sido el peor, seguramente no el mas influyente ni el mas activo de los intelectuales que promovieron los ideales del Nacional Socialismo.

Con respecto a la pregunta si Heidegger fue antisemita, Escudero hace una diferencia entre antisemitismo y antijudaismo. El primero seria una concepción de tipo racial, y por lo tanto, suponemos, genocidiaria. El otro, seria mas bien de origen cultural, quizás hasta religioso. Heidegger habría sido antisemita en esta segunda acepción (p. 133). Citando de una carta de Arendt, Escudero dice que Heidegger parece hacer una diferencia entre un antisemitismo en la universidad (el apoyo de Heidegger a la expulsión de los profesores de origen judío de las universidades y en general de todas las profesionales liberales) y las relaciones personales con Husserl, Cassirer y otros. No es esto tan claro, si nos referimos al testimonio de Toni Cassirer, y de otros testigos de la época.

Tambien agrega Escudero que “para cada prueba de antisemitismo encontramos otra prueba en contra”. No esta claro cuales son las pruebas en contra. En la cita menciona dos. Una, es una carta en la que Heidegger menciona a su mujer que tiene poca estima de las capacidades filosóficas de Alfred Beaumler, un dedicado intelectual al servicio del NS. La segunda es un comentario de Jasper en un informe preparado luego de la guerra para el comité de denazificación que evaluó la conducta de Heidegger. Jasper menciona la mala voluntad de Heidegger frente a Fraenkel, pero dejando abierta la cuestión si en otros casos su actitud habria sido distinta: “no excluye, como asumo, que en otros casos el antisemitismo era contrario a su conciencia y a su gusto.” (133, n. 61). Respecto al caso de Eduard Frenkel, un filólogo internacionalmente conocido, Heidegger habría intervenido frente el ministerio de educación para defenderlo, al igual que al profesor de química von Hevesy. En todo caso, Heidegger no se opuso a la ley que licenciaba en forma forzosa a los profesores judíos de la universidad.

Escudero termina su artículo con una invitación típica de el estudioso de la obra de Heidegger:

“Puede que uno no comparta la crítica heideggeriana de la técnica moderna, incluso uno puede preguntarse si la comprensión heideggeriana de la modernidad no es demasiado unilateral y simplificada. Pero si uno analiza la confrontación de Heidegger con la modernidad a partir de los textos disponibles resulta altamente problemático afirmar que Heidegger justifique y legitime el exterminio de los judíos. ¿Antijudaísmo en Heidegger? Sin duda. ¿Antisemitismo? Sí, siempre y cuando no se asocie de manera directa con la interpretación racista del pueblo y la política de exterminio ejercida por el nacionalsocialismo. ¿Debemos ser indulgentes con un gran pensador como Heidegger? Probablemente, no. Pero tampoco podemos ignorar su legado filosófico. En cualquier caso, los Cuadernos negros nos invitan a reflexionar sobre la responsabilidad de la filosofía hacia la política.” (134)

Como defensa es bastante mala, en realidad. Mas le valdria condenar al hombre con mas severidad para tratar de salvar lo que sea posible  de la obra. En todo caso, una evaluación del valor de los análisis de la modernidad y de la tecnología presentes en la obra de Heidegger debería previamente purgarla del espíritu del mandarinazgo y del conservadorismo provincial pequeño burgués de su autor. Es lo que han tratado de hacer, con mayor o menos éxito, Jonas y Ellul.

La invitación a pensar la responsabilidad de la filosofía, o de la academia y los intelectuales en general, frente a la política, es hoy tan actual como hace 70 años, cuando se desmoronó finalmente el regimen Nazi. El primer paso para pensar este problema es poner nuestra casa en órden, y sacar a la luz los esqueletos que aún andan por ahí.

  

Mencionar, Citar, Leer

Springer Velag, una importante editorial de temas académicos en general, y que publica numerosas y prestigiosas revistas de humanidades, ofrece en estos días libre acceso a una selección  de sus publicaciones.
Para cada una de las revistas en cuestión, la editorial ofrece tres posibilidades: a) acceder al articulo mas mencionado. b) acceder al articulo mas citado; c) acceder al articulo mas ‘downloaded’. La editorial no explica cual es el período en cuestión o como se definen estas categorías,  aunque la tercera va de si. Lo interesante es la no-coincidencia entre las tres. Que quiere decir mas mencionado versus mas citado? Y el mas bajado, frente al mas mencionado y mas citado?

Y como es que se cita o se menciona sin haberlo bajado, es decir, sin haberlo leido, o al menos, haberlo leido con atención, y pensar que es lo suficientemente interesante como para que lo guardemos en nuestro disco rígido?

Quizás las divergencias muestran que un articulo que nos intereso leer no aparece inmediatamente en nuestra producción intelectual. Es decir, que hay un tiempo de ponderación y de maduración, en el cual el articulo parece ser suficientemente interesante como para leerlo o al menos para ponerlo en la lista de lo que debemos leer, sin que sus tesis se reflejen (positivamente o negativamente) en nuestra producción.

Esta seria la hipótesis mas digna. Los cínicos quizás prefieran pensar que se menciona y se cita aquello que ‘se debe’, que cuadra citar y mencionar, aunque no sea interesante. Y se lee con atención lo que nos interesa o pensamos que nos va a interesar en el futuro.

Historia e Iluminismo: El debate frances

Liliana Lewinski publicó en su blog Los Comerciantes de Oruro una traducción castellana de la reseña de un libro reciente crítico de la interpretación de Zeev Sternhell de los origines del pensamiento popular-derechista en Francia.

Aunque el libro y la reseña se enfocan solo en el debate francés, es un debate mas amplio, del cual el libro de Habermas El Discurso Filosófico de la Modernidad  desarrolla los aspectos mas filosóficos.

Buena Lectura.